• Cryptolocker consigue colarse en los ordenadores de los usuarios a través de enlaces o ficheros adjuntos en redes sociales, mensajería instantánea o email.
  • Intenta engañar a las víctimas simulando ser un mensaje de correos o de la agencia tributaria o de un contacto confiable.
  • Los expertos en seguridad lo etiquetamos como un “ransomware” por el «secuestro» de ficheros.
  • El mayor daño que Cryptolocker infringe es el cifrado de los documentos.
  • Los archivos quedan irrecuperables para siempre si no se conoce la “supuesta clave” para abrirlos.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando, está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más Información

ACEPTAR
Aviso de cookies